Cientos de miles de personas en Varsovia dejaron de hacer lo que estaban haciendo en este momento. Aquí el por qué

Levantamiento de Varsovia 1944

La ciudad de Varsovia se detendrá cuando el reloj marque las cinco de la tarde de hoy. Cientos de miles de personas se congelarán durante un minuto, mientras que las sirenas suenan en todos los rincones de la capital polaca, el humo rojo y blanco se alza hasta el cielo.

¿La razón? Conmemorar el Levantamiento de Varsovia de 1944. Recordado como la operación militar más grande realizada por un movimiento de resistencia europeo durante la Segunda Guerra Mundial.

Levantamiento de Varsovia de 1944

Para 1944, la ocupación alemana había dejado a Varsovia con escasez de alimentos, cientos de campos de trabajo forzado y la continua persecución de judíos, cuyo punto crítico fue el Levantamiento del gueto de Varsovia en abril de 1943.

Con la aproximación del Ejército Rojo, los polacos temían que los alemanes acabaran con la ciudad y la convirtieran en un fuerte. Así fue como el 1 de agosto de 1944 a las cinco de la tarde, estalló el levantamiento.

Durante los primeros días, el Armia Krajowa o AK (Ejército Nacional o Ejército del Interior en español), principal movimiento de resistencia polaco, tomó el control de algunos barrios de Varsovia causando que una repentina euforia patriótica llenara las calles. Se podían observar banderas polacas en las ventanas y escuchar himnos patrióticos.

Sin embargo, un mes después del alzamiento las municiones se acabaron y el brazo armado polaco comenzó a replegarse hacia el centro de la ciudad. Los suministros enviados por aliados mediante la vía aérea nunca llegaron a los artífices del levantamiento.

El 2 de octubre, los alemanes se hicieron una vez más con el control de la ciudad, matando también a miles de civiles en represalia. Se cobrarían las vidas de 18.000 insurgentes y en total, se estima que más de 150.000 personas fallecieron.

Los residentes de la ciudad que sobrevivieron fueron obligados a salir de Varsovia. La capital fue completamente arrasada y cuando regresaron, todo lo que conocían había dejado de existir. El 80% de los edificios habían sido devastados.

Después de la guerra, fue reconstruida, pero esta es otra Varsovia.

Pawel Ukielski, subdirector del Museo Rising de Varsovia.

Conmemoración cada 1 de Agosto

El Alzamiento de Varsovia marcó un antes y un después en la historia de Polonia. E incluso aunque se intentó sepultar todo recuerdo de este acontecimiento durante el periodo socialista que precedió a la Segunda Guerra Mundial, con la caída de este cientos de monumentos del levantamiento se han esparcido por la ciudad.

En la actualidad, cada batallón que sirvió en el levantamiento tienen una calle, plaza o estatua que durante las celebraciones del 1 de agosto se llenan de velas y flores. Así mismo en este día, el parlamento organiza una ceremonia oficial, precedida por un acto en conmemoración a los insurgentes y a sus familiares en el Cementerio Militar de Powązki.

En la noche se enciende una hoguera en el túmulo del alzamiento de Varsovia que arde por los 63 días que duró la lucha. Este día, también es muy especial para los excombatientes quienes están ansiosos por compartir sus experiencias con las nuevas generaciones.

Marcar el día es un recordatorio para las generaciones más jóvenes de que hay que luchar por la libertad.

Leszek Zukowski, presidente de la Asociación Mundial de Soldados del Armia Krajowa.

Zukowski luchó en el alzamiento cuando tenía solo 15 años. La mayoría de los excombatientes que aún viven tienen más de 90 años.

Además de los actos realizados por el parlamento, este año, siendo el sexto año consecutivo, cientos de personas correrán al edificio del “pasado”, una flota de embarcaciones decorativas navegarán el río Vístula y en la noche la reunión será en la plaza Pilsudski, donde más de 30.000 entonarán canciones patrias prohibidas durante el conflicto.

En definitiva, el Alzamiento de Varsovia debe ser recordado como un punto de inflexión no solo en la historia de Polonia, sino del mundo entero. Como ciudadanos del mundo, debemos estar conscientes de la magnitud de este hecho en el que una ciudad pudo haber sido borrada completamente de la historia.

Referencia

  • Wilczek, M. Warsaw stops to remember the 1944 uprising. Para Aljazeera.

Creado por Agatha Cortés

Soy Licenciada en Historia y después de graduarme he encontrado mi pasión: crear contenido que entusiasme e invite a otros a interesarse por el saber. No solo por la historia de nuestros antepasados, también por la ciencia, la literatura y, en realidad, por el conocimiento en general. Por eso, como escritora y editora de Buen Saber, junto con mis compañeros, compartimos la ambiciosa misión de abarcar todos los rincones del conocimiento con contenido de calidad. Envíame un email.

No sabes nada sobre tartas y pasteles

No sabes nada sobre tartas y pasteles si no puedes responder ni la mitad de las preguntas. ¿La puntuación media? Dramáticamente baja

¿Te gustan los retos? Demuestra que estas en todo sacando 15/15